Concesiones Forestales Comunitarias en la Reserva de Biósfera Maya son un modelo a futuro

Recolección de Semilla de Ramón

 

El pasado martes 26 de marzo, se llevó a cabo el lanzamiento de un estudio científico sobre el desempeño socioeconómico de las empresas forestales comunitarias que manejan concesiones forestales en la Reserva de Biósfera Maya (RBM) de Petén en las instalaciones del Banco Mundial en la capital de Estados Unidos, Washington D.C.

Estudio liderado por Bioversity International y llevado a cabo entre 2014 y 2018 en la Zona de Usos Múltiples de la Reserva, con apoyo del Proyecto Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala (CNCG) de USAID y el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), en estrecha colaboración con el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) y ONG locales.

Durante el evento de lanzamiento se realizó un panel de discusión con la participación de Carlos Crasborn presidente de ACOFOP, Oscar Rojas, director de Centro América de Rainforest Alliance y representante del Proyecto CNCG, Gerardo Segura, especialista senior en Desarrollo Rural y Gestión de Recursos Naturales del Banco Mundial, Megan Hill, especialista en protección del medio ambiente de la Agencia de los Estados Unidos para el desarrollo internacional (USAID), Steve Lawry, científico principal, Igualdad de oportunidades, género, justicia y tenencia de CIFOR, y Dietmar Stoian, científico líder, cadenas de valor, compromiso e inversiones del sector privado, ICRAF.

Este estudio científico abarca las 12 concesiones forestales comunitarias para las cuales el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) otorgó entre 1994 y 2002 derechos de aprovechamiento y manejo de recursos a 12 empresas forestales comunitarias que representan las organizaciones de base comunal. Las concesiones han sido otorgadas para un ciclo de 25 años prorrogables. El estudio evidencia que durante más de dos décadas las empresas forestales comunitarias (EFC) han sido capaces de generar importantes beneficios socioeconómicos para las comunidades forestales y la región petenera y, junto con los beneficios ambientales de la conservación de los bosques, para la sociedad guatemalteca como tal.

rainforest-967-_DSC7619

Unidad de Manejo Cooperativa Carmelita

 

En la actualidad, nueve concesiones comunitarias son activas, las cuales ocupan en su conjunto más de 350,000 ha (44% de la extensión de la Zona de Uso Múltiples). El estudio evidencia que las Empresas Forestales Comunitarias que manejan las concesiones han mostrado un proceso de crecimiento, profesionalización y consolidación.

Este proceso está reflejado en un aumento de su membresía, la adecuación de los sistemas administrativos y el crecimiento de los valores de sus activos. Asimismo, las empresas comunitarias han aumentado los valores de las ventas de productos forestales maderables y no maderables, lo que ha permitido mayores beneficios percibidos por los asociados y las comunidades locales. Para el período 2012–2016, las EFC reportan ingresos brutos de Q 187.3 millones por la venta de madera y Q 23 millones por la de productos forestales no maderables, tales como el xate y el ramón. Al mismo tiempo, las EFC han asegurado la conservación del bosque. Eso está reflejado en una tasa de deforestación de 0.1% por año entre 2000 y 2013, muy por debajo de la tasa de la Zona Núcleo de la Reserva (1.0% por año) y la de la Zona de Amortiguamiento (5.5% por año).

 

rainforest-168-_DSC6799

Recolección semilla de ramón

rainforest2-36-_DSC8994

Xatero

El estudio provee detalles del impacto de las concesiones comunitarias en términos sociales, económicos y ambientales. Los científicos muestran también opciones como los beneficios de las concesiones comunitarias pueden orientar estrategias para fortalecer la gobernanza en otras partes de la Reserva de la Biósfera Maya, particularmente las áreas no concesionadas en la Zona de Usos Múltiples, así como la Zona Núcleo y la Zona de Amortiguamiento. Eso permitirá identificar mecanismos que garanticen la integralidad del bosque y de los medios de vida de las comunidades locales desde una perspectiva territorial.

B AD 728-90

 

Principales conclusiones

“La amenaza más importante en este momento es la incertidumbre que rodea la renovación de la concesión. El hecho de que no haya claridad con respecto a cómo se evaluarán las concesiones o cuál es el proceso de evaluación y extensión es una preocupación existencial”, agregó Benjamin Hodgdon.

  • Las concesiones han sido otorgadas para un ciclo de 25 años, con posibilidad de prórroga, pero la mayoría de las concesiones comunitarias llegará pronto al fin de este plazo. Este estudio aporta evidencia científica sobre el desempeño socioeconómico de las mismas para los procesos de deliberación sobre el futuro de las concesiones comunitarias.
  • Las empresas comunitarias que manejan concesiones forestales en la Zona de Usos Múltiples (ZUM) de la Reserva de la Biósfera Maya (RBM) en Petén, Guatemala, generan beneficios ambientales para la sociedad y beneficios socioeconómicos para las comunidades en retorno al reconocimiento de los derechos de aprovechamiento y manejo de recursos en la ZUM.
  • Junto con la evidencia documentada de los impactos ambientales, los resultados sugieren una relación positiva entre los avances en el plano socioeconómico (ingresos, inversión, ahorro, capitalización de las empresas comunitarias, formación de activos de las familias asociadas y organización) y la conservación de las áreas bajo concesión (tasas de deforestación cercanas a cero en concesiones comunitarias activas).
  • La generación de ingresos forestales, sus reinversiones y el acceso a financiamientos locales y externos han permitido la diversificación de actividades, generación de valor agregado, desarrollo de nuevos productos y su inserción en cadenas de valor.
  • Las condiciones habilitadoras para la gestión de las empresas forestales comunitarias y su desempeño ambiental y socioeconómico han mejorado en las últimas dos décadas y brindan aprendizajes para fortalecer la gobernanza en otras zonas de la RBM.

Entérate de más en la página de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques haciendo clic aquí. 

300-600