Crédito forestal fortalece cadena sostenible de madera en Guatemala

“El crédito es bueno porque me dará mejores oportunidades de precios y de negociar el producto con varias empresas. Además, me permitirá crecer como empresa haciendo negocios e invirtiendo en los diferentes eslabones de la cadena forestal”, expresó Soel Herrera, pequeño empresario de Cobán, Alta Verapaz, tras recibir su primer crédito forestal.

Herrera destinará el préstamo de Q110,000 (US$15,109) al aprovechamiento forestal sostenible de 5.5 ha de pino (Pinus maximinoi), cuyo terreno reforestará con la misma especie para garantizar el manejo y sostenibilidad del bosque.

IMG-20171025-WA0022

La gestión de este innovador servicio, que apoya el manejo forestal con créditos blandos para que empresarios forestales como Herrera puedan crecer y cuidar el bosque a la vez, se logró con el apoyo del programa Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala (CNCG), liderado por Rainforest Alliance y de la cooperativa Cobán-Micoope.

Herrera deberá liquidar el préstamo en 12 meses a una tasa del 15% de interés anual, lo cual le permitirá generar nuevas oportunidades de negocios forestales. Si hubiese buscado otro crédito en el mercado hubiera tenido que pagar entre 18 y 20% de interés y sin cumplir requisitos sobre conservación del bosque.

“Los requisitos para obtener el préstamo forestal son relativamente fáciles de conseguir y el tiempo de gestión es de 10 a 12 días”, dijo Herrera, sin ocultar su satisfacción por haber obtenido el financiamiento por parte de de Cobán-Micoope. “Es un mecanismo interesante e innovador porque ataca factores que provocan el cambio de uso de suelo y la deforestación haciendo que las personas cumplan con procesos legales y de conservación del ambiente”, explicó Luis García, gerente de la cooperativa Cobán-Micoope.

El financiamiento considera a propietarios y micro, pequeños y medianos empresarios forestales sin oportunidad de acceder a un crédito forestal en las condiciones actuales del sistema financiero; reconoce el bosque como única prenda y acepta el plan de manejo y licencia forestal del Instituto Nacional de Bosques para iniciar la gestión.

Como Herrera otros cuatro empresarios de Alta Verapaz y Petén se han acercado a Cobán-Micoope para gestionar su préstamo, lo cual abre la posibilidad de incorporar al manejo forestal sostenible unas 200,000 ha de bosques en las Verapaces y Petén.

 

Desde 201DSC_08994, CNCG ha apoyado la promoción de mercados y diversificación de oferta a 20 cadenas de valor que vinculan a 225 pymes forestales y turísticas a nivel nacional, incluyendo Verapaces, lo cual ha generado ventas incrementales por US$19.5 millones.

“Con el crédito forestal nacen nuevas oportunidades. Se cuida más el bosque, uno vende directo al aserradero y queda más dinero; alcanza más para la familia y uno mantiene más al bosque”

Soel Herrera, empresario forestal de Alta Verapaz.