Iniciando el camino hacia un desarrollo con bajas emisiones

Todos los países del mundo generan gases de efecto invernadero (GEI), causantes del calentamiento global y, en consecuencia, del cambio climático. Guatemala no es la excepción aunque sus emisiones son bajas comparadas a las emitidas por los países desarrollados. En 2011,  Centroamérica era responsable del 0.5% de la emisión de GEI a nivel global, según World Resources Institute.

Hablar de reducir las emisiones de GEI implica hacer cambios desde los más mínimos, como preferir el uso de bombillas ahorradoras, hasta los de mayor envergadura, como reducir el consumo de combustibles fósiles como la gasolina y el diesel. Estos últimos representan grandes desafíos para el país e inspiraron al programa Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala -CNCG- financiado por USAID, a plantearse una meta: Apoyar las etapas iniciales de una Estrategia Nacional de Desarrollo con Bajas Emisiones a través de su socio World Wildlife Fund-WWF-, con el apoyo de la Asociación Guatemalteca de Exportadores, AGEXPORT.

01d89836f7a6cdb7a8a8620eb14462a4c416583171

De este modo CNCG, a través de su socio WWF, coordinó acciones con el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), el Instituto Nacional de Bosques (INAB), el Ministerio de Energía y Minas (MEM) y el Programa Nacional para la Competitividad (PRONACOM), así como con la iniciativa privada, academia y organizaciones de la sociedad civil, para mostrarles las oportunidades que representa poseer una estrategia de desarrollo con bajas emisiones.

DSC02200

CNCG difundió los beneficios de una estrategia de desarrollo con bajas emisiones a varios niveles, a través de 27 presentaciones a distintos grupos de interés, que incluyeron estudiantes universitarios, funcionarios públicos y sector privado organizado. Se realizaron 62 talleres con 1,290 participantes sobre temas relacionados con la reducción de emisiones de GEI.

Como resultado, hoy ocho entidades de gobierno, entre ellas el MARN, MEM, INAB y PRONACOM, y el sector privado organizado, tienen capacidades que les permitirán utilizar de mejor manera la información base de cada sector para el establecimiento de la estrategia de desarrollo bajo en emisiones.

Además, CNCG apoyó a algunas de estas instituciones gubernamentales a reproducir materiales de capacitación y de información en temas afines, como el uso de estufas mejoradas, rozas y quemas controladas y  sistemas agroforestales, entre otros.

Pero quizás uno de los logros más significativos en esta labor fue el apoyo al Gobierno en el desarrollo de una imagen para la iniciativa Guatemala Huella Cero, que acompañará la estrategia de desarrollo con bajas emisiones.

Esta fue lanzada oficialmente en julio de 2014 y su implementación, que cuenta con el apoyo del Gobierno de los Estados Unidos y del Banco Interamericano de Desarrollo, conlleva evitar la deforestación, modernizar la tecnología, reducir los impactos ambientales y lograr beneficios adicionales, como la contribución a la adaptación al cambio climático.

DSC_0252

Para alcanzar a otras audiencias, CNCG también desarrolló una exposición itinerante junto con el Consejo Nacional de Áreas Protegidas, CONAP, en el cual se aborda el desarrollo con bajas emisiones,  y en cuyo primer mes de apertura recibió la visita de más de 12,000 niños en el Museo Nacional de Historia Natural.

Dado que Guatemala ya cuenta con iniciativas de desarrollo con bajas emisiones, CNCG identificó 62 acciones y seleccionó nueve casos que se sistematizaron como experiencias exitosas para que pudieran servir de referencia a otros actores.

Estos casos están relacionados con eficiencia energética, energía renovable, tecnologías apropiadas para la disposición final de residuos sólidos, plantas de tratamiento de aguas, reforestación, servirán de inspiración a futuras iniciativas.

Esto abre a Guatemala la puerta de los mercados internacionales y mejora la competitividad y eficiencia del país.  “Esperamos que con las acciones logradas por CNCG, se sienten las bases para que Guatemala logre establecer una estrategia de desarrollo con bajas emisiones y que todos los sectores involucrados se sumen”, dice Ana Victoria Rodríguez, oficial de cambio climático de WWF.